PSICOLOGÍA DEL CÁNCER ETAPA 7: CULPA - Karen Berrios

PSICOLOGÍA DEL CÁNCER ETAPA 7: CULPA

Culpa. Una emoción de tan baja vibración. Un ladrón de la alegría. Es la séptima etapa en la Psicología del cáncer de la Flower Society y la describen de la siguiente manera: 

“Culpa: Tomar medidas para liberarse de la atadura psicológica particular parece imposible, ya sea por obligaciones éticas, dictados morales, apegos amorosos u otros obstáculos. Simplemente superar la situación estresante haría que la persona se sintiera culpable por ser «infiel», «desamorosa», «irresponsable», «cruel», etc. Muchas veces, la culpa y el resentimiento van de la mano, ya que la persona considera en parte la estresante condición de vida como castigo por sus faltas y carencias en esta materia ”. Es importante hablar de la culpa como una emoción de baja vibración porque las bajas vibraciones nunca te curarán. ¡Y créeme cuando digo que las vibraciones altas pueden ayudar a curarte ! Déjame decirte que la culpa es una emoción inútil. ¿Qué es lo que hace? Piénsalo de verdad, ¿Qué te aporta? Te priva de ser proactivo y con visión de futuro. Es como preocuparse, ¿Cuál es el punto? ¡Es una emoción que debes dejar atrás! ¿Sabías que la culpa y la vergüenza son las más bajas de todas las vibraciones cuando se trata de emociones? Eso deberia decirte algo. La culpa está al mismo nivel que la vergüenza. Si alguna vez consultas la curación por frecuencia y quieres apuntar hacia la culpa, querrás buscar la Frecuencia de Solfeo de 396 Hz . De hecho, limpia las vibraciones sucias de culpa en tu sistema. Esta frecuencia es conocida por ser capaz de convertir el dolor en alegría, ¡así que es bastante poderosa!

Algo que siempre me digo a mí misma es que podemos tener toda la culpa del mundo, o la menor cantidad, y de cualquier manera no borrará el pasado. También es como una herida para el espíritu humano. Por último, también quiero que recuerden que Jesús murió en la cruz para que no tuviéramos que vivir en la culpa. Aquí hay un gran pasaje para meditar: Jesús es el Señor de mi vida. La enfermedad y la dolencia no tienen poder sobre mí. Estoy perdonado y libre de PECADO Y CULPA. Estoy muerto para el pecado y vivo para la justicia. (Colosenses 1: 21,22.)

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario