¿LA TORMENTA ES TU ACTIVACIÓN?

Definitivamente, el cáncer es una tormenta violenta, una pesadilla de desesperanza, pero a pesar de que a nadie le gusta atravesarla, hemos sido forjados para la victoria. Hay un pasaje en la Biblia donde Jesús y sus discípulos estaban en un bote, y mientras Jesús dormía, una tormenta estalló. Sus discípulos tenían tanto miedo que despertaron a Jesús y le preguntaron si podía cuidar de ellos. Se levantó y reprendió al viento y dijo al mar: «¡Silencio! ¡Estate quieto!» entonces, el viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo. Jesús se volvió y preguntó a sus seguidores: «¿Por qué tienen tanto miedo? ¿Todavía no tienen fe?

Te pido lo mismo ahora… ¿Todavía no tienes fe? Jesús reina sobre nuestras circunstancias y a través de Él tenemos acceso y autoridad para calmar cualquier tormenta. Quizás tu tormenta esté diseñada para activar una unción en ti. Corre hacia Él y, a través de Él, cálmala.

Marcos 4: 35-40

Declaración de Oración

Padre celestial, te agradezco por nunca haberme rendido, por Tu perdón y Tu amor implacable hacia mí. Por favor, ayúdame a no alimentar las tormentas que enfrento, sino a reprenderla con tu paz, y ordenarle: «¡Silencio! y ¡quédate quieta! Deja que mi fe en Ti se eleve en mí, aplastando todo miedo que pueda sentir. Que esta tormenta que enfrento sea un proceso de aumento de mi fe en Ti.

Sanando a través de la Fe en Jesús por Karen Berrios

 

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario