IMPULSANDO TU INMUNIDAD A TRAVÉS DE LA QUIROPRAXIA - Karen Berrios

IMPULSANDO TU INMUNIDAD A TRAVÉS DE LA QUIROPRAXIA

En 1975, el Dr. Ronald Pero, Ph.D., Jefe de Investigación de Prevención de Cáncer en el Instituto de Medicina Preventiva de Nueva York; y profesor de medicina en la Universidad de Nueva York comenzó a investigar las formas y los medios para estimar la susceptibilidad de un individuo a diversas enfermedades crónicas. Los aspectos específicos estudiados fueron "la capacidad de respuesta del sistema inmune de un individuo o su competencia inmune", que están directamente vinculados a ciertas enzimas reparadoras de ADN. Esto proporcionó una forma objetiva de evaluar la susceptibilidad a la enfermedad.

Debido a que el sistema nervioso controla y coordina cada célula, tejido y órgano del cuerpo, el Dr. Pero comenzó a investigar el funcionamiento del sistema nervioso en relación con la competencia inmune.

Por ejemplo, se ha demostrado que las hormonas tiroideas afectan la etapa inicial de tipos específicos de cáncer. Si la glándula tiroides produce demasiada tiroxina u hormona estimulante de la tiroides (dos hormonas que esta glándula produce normalmente), el riesgo de cáncer aumenta enormemente; y dado que, el sistema nervioso regula el equilibrio hormonal, también puede influir en la susceptibilidad al cáncer.

Otra correlación fue el aumento de la incidencia de linfomas y leucemia linfática con varios tipos de lesión de la médula espinal. Debido a que los doctores en quiropráctica se enfocan en el sistema nervioso y se ocupan de la lesión de la médula espinal, estas conexiones llevaron al Dr. Pero a considerar la quiropráctica como una alternativa potencial para reducir el riesgo de colapso inmune y enfermedad.

En 1986, el Dr. Pero colaboró ​​con el Dr. Joseph Flesia, un quiropráctico e investigador que también fue presidente de la Fundación de Investigación de Ciencias Básicas de Quiropráctica. Comenzaron a investigar estas interesantes conexiones en la Universidad de Lund en Suecia. Utilizando métodos científicos y las pruebas del Dr. Pero, para medir la competencia inmune. El Dr. Pero descubrió algunas conclusiones interesantes.

Después de tomar en cuenta tantas variables como les fue posible. El Dr. Pero descubrió que las personas que habían recibido atención quiropráctica a largo plazo tenían una competencia inmune un 200% y 400% mayor que las personas con cáncer o una enfermedad grave.

Pero concluyó que "la quiropráctica puede optimizar cualquier capacidad genética que tenga en relación con su competencia inmunológica", pero afirmó además que "sin intervención química (medicamentos), este grupo particular de personas que recibieron atención quiropráctica mostró una mayor competencia inmunológica en general.

En 2005, se repitió el estudio anterior.

En un estudio histórico publicado en el Journal of Vertebral Subluxation Research, los quiroprácticos que colaboran con investigadores de la Universidad de Lund descubrieron que la atención quiropráctica podría influir en los procesos fisiológicos básicos que afectan el estrés oxidativo y la reparación del ADN. Estos hallazgos ofrecen una explicación científica de los beneficios positivos para la salud informados por los pacientes que reciben atención quiropráctica.

Los investigadores midieron los niveles séricos de tiol en 25 pacientes bajo cuidado quiropráctico a corto plazo, y 21 pacientes bajo cuidado quiropráctico a largo plazo.

Los resultados se compararon con los de un grupo de control no quiropráctico de 30 sujetos.

Se demostró que la atención quiropráctica a largo plazo de dos o más años restablece un estado fisiológico normal independiente de la edad, el sexo o los suplementos nutricionales. Los sujetos libres de síntomas o de bienestar primario bajo atención quiropráctica demostraron niveles medios de tiol en suero más altos que los pacientes con enfermedad activa, y produjeron algunos valores que fueron más altos que los valores normales de bienestar en sujetos no quiroprácticos.

Los tioles séricos son antioxidantes primarios, como el glutatión, y sirven como medida del estado de salud humano. La prueba proporciona una estimación sustitutiva de la actividad enzimática de reparación del ADN, que se ha correlacionado con la vida útil y el envejecimiento.

(Estuve en una conferencia en 1980 en Berkeley, California, cuando el Dr. Pero presentó los hallazgos de su estudio de 1975. Recuerdo que describió los tioles séricos como "quiroprácticos genéticos" que "patrullaban" arriba y abajo de las hélices de ADN, y cuando encontraban un par de bases que estaban "desalineadas", lo realineaban para que se copiara el código genético completo la próxima vez que se necesite una copia. Al hacer esto, el efecto de "la copia de una copia de una copia" sería minimizado o prevenido . Y ESTO es un factor clave en el cáncer, ya que es esta pérdida progresiva de la codificación celular original es la que causa un mal funcionamiento en la célula hasta que pierde el control y luego se vuelve loca. Cáncer.)

Autor: Dr. Murray Galbraith

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario