SI PUEDES CREER… - Karen Berrios

SI PUEDES CREER…

Esta frase puede resonar contigo, ya que se usa comúnmente en los círculos cristianos. Nació de un pasaje de la Biblia donde un hombre buscaba desesperadamente la curación de su hijo que tenía un espíritu mudo. Aunque los discípulos de Jesús estaban llenos de la autoridad de Dios, no pudieron reprender este espíritu. Jesús respondió: “Oh generación infiel, ¿hasta cuándo estaré contigo? ¿Hasta cuándo te soportaré? Traédmelo. Cuando el niño apareció ante Jesús, el espíritu lo convulsionó y cayó al suelo. Jesús le preguntó al padre, ¿cuánto tiempo había estado así su hijo? Desde niño, respondió, y muchas veces este espíritu lo ha arrojado al fuego y al agua para destruirlo. El padre del niño continuó y le pidió a Jesús que tenga compasión de nosotros y nos ayude. Jesús le dijo: “Si crees que al que cree todo le es posible”. Inmediatamente el padre del niño gritó y dijo con lágrimas: “Señor, creo; ayuda a mi incredulidad” La compasión de Jesús fue tan profunda, tan profunda, que me deja en lágrimas mientras comparto esta publicación contigo. Jesús reprendió al espíritu inmundo diciéndole: «¡Espíritu sordo y mudo te mando, sal de él y no entres más en él!» y el niño fue sanado.

La compasión de Jesús por los heridos, por los enfermos, es profunda, real y su amor por ti y por mí se muestra una vez más en este pasaje bíblico. Jesús nos ha dado poder y autoridad para reprender la obra de las tinieblas, pero comienza con nuestra fe en creer que esto es posible. Yo misma he sido culpable al decir que creo, pero en el fondo puede que me haya preguntado y dudado como lo hicieron sus discípulos. Recuerda que siempre tendremos la opción de alimentar nuestra fe o nuestro miedo. ¿Cuál te está alimentando hoy? Te animo a que lo elijas a ÉL sobre tus miedos, tus tormentas, tus dudas. Él es fiel siempre y Su palabra no regresa vacía. A veces, los resultados pueden no verse como pensamos que deberían verse, pero si confías en Él, Él no te defraudará. ¡Lo sé!

El mensaje anterior terminó con Jesús diciéndoles a Sus discípulos que este tipo de espíritu sólo puede salir con nada más que “oración y ayuno”. Si no has hecho esto, tal vez hacerlo pueda traer la sanación que buscas.

Marcos 9: 14-29

Declaración de Oración

Señor, perdóname por todas mis malas acciones y por asociarme con la incredulidad. Oro hoy para que, al igual que el padre del niño, me ayudes con mi incredulidad y la transformes a través de tu compasión al creer que todas las cosas son posibles. Hoy y todos los días, elijo creer y tener fe en ti. Gracias padre, por escuchar mi llanto y por iluminar los ojos de mi corazón para conocer la esperanza a la que me has llamado. En el nombre de Jesús, oro, ¡Amén!

Sanando a través de la Fe en Jesús por Karen Berrios

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

1 Comment

  1. Veronica el enero 29, 2021 a las 9:02 am

    Gracias🙏🌸 Dios te bendiga

Deja un comentario