¿PUEDE LA VITAMINA C MATAR LAS CÉLULAS MADRE CANCEROSAS? - Karen Berrios

¿PUEDE LA VITAMINA C MATAR LAS CÉLULAS MADRE CANCEROSAS?

El cáncer es algo absolutamente terrible de atravesar, y aunque hay rayos de luz (siempre digo que fue mi invitación a vivir de nuevo), nunca se lo desearía a nadie. Mi blog tiene el propósito de ayudar a las personas a comprender que, con conocimiento, pueden ver que tienen opciones cuando se trata de tratamiento. Además, independientemente del tratamiento, siempre hay espacio para mejorar el estilo de vida en lo que respecta a la salud.

Hoy me gustaría buscar la respuesta a la pregunta: "¿Puede la vitamina C destruir las células madre cancerosas?"

El problema con los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radiación, es que pueden ser muy tóxicos y tener efectos secundarios terribles. Existen tratamientos alternativos que pueden resultar efectivos. Las dosis altas de vitamina C IV pueden ser una de ellas.

En el ámbito de las células madre cancerosas, las células madre son las células madre cancerosas y son responsables de crear cantidades masivas de "células cancerosas" hijas. Los tratamientos convencionales pueden ayudar a eliminar las células cancerosas, pero no siempre las células madre cancerosas.

¿Es la vitamina C en dosis altas una opción viable?

La Vitamina C y las Células Madre Cancerosas

El problema con la mayoría de los medicamentos es que solo pueden tratar los síntomas. La Vitamina C, un antioxidante, puede ir tras la causa raíz.

El problema con nuestras células normales es que, lo que podría deberse a muchos factores , ciertas células madre comienzan a volverse rebeldes, causando estragos en el cuerpo. Con el tiempo, esto puede provocar cáncer.

Harvard dice esto sobre las células madre y el cáncer:

“Las células madre son clave para nuestro desarrollo y salud normales desde la concepción hasta la edad adulta. Las células madre embrionarias producen los progenitores y patrones que determinan cómo se forman nuestros órganos, músculos, tendones y esqueletos y cómo se organizan en el cuerpo. Una vez finalizado su trabajo, dejan atrás una población protectora de células madre que reparan cada tejido a medida que surge la necesidad. Cuando la célula madre se divide en dos, crea un progenitor y se renueva. El progenitor continúa su camino de diferenciación en células maduras especializadas, mientras que la nueva célula madre espera la siguiente ronda cuando se le pide que reponga el tejido. Las células madre sobreviven mucho más tiempo que las células normales, lo que aumenta las posibilidades de que acumulen mutaciones genéticas.

La vitamina C puede afectar el crecimiento de las células madre del cáncer. Hubo un estudio que comparó las células madre cancerosas y su reacción a diferentes medicamentos farmacéuticos y luego a la Vitamina C. Encontraron que todos estos tenían impactos en el crecimiento de estas células cancerosas, pero fue la vitamina C la que tuvo un impacto en las células madre cancerosas. también conocido como la raíz del problema.

 

El primer gran giro en la investigación médica de células madre cancerosas: Leucemia

En 1997, investigadores de la Universidad de Toronto descubrieron (o mejor dicho, confirmaron a partir de especulaciones previas) que la leucemia provenía de células madre específicas, sin juego de palabras. 😉 ¡Este descubrimiento fue una maravillosa noticia!

Lo que es aún más maravilloso fue darse cuenta de que se ha demostrado que la Vitamina C ayuda a los cánceres de sangre como la leucemia. La premisa básica es que las células sanguíneas se fabrican en la médula ósea y las células tempranas se denominan células madre, estas son más primitivas y pueden convertirse en otro tipo de células. En la leucemia, las células madre no funcionan correctamente y siguen multiplicándose. La ciencia ha encontradoque la vitamina C estimula a estas células madre defectuosas a auto eliminarse. En estudios en ratones, ha tenido un gran éxito. En el caso de los humanos, dicen que tiene que haber dosis increíblemente altas de vitamina C intravenosa para tener efecto.

Tumores, Células Madre y Vitamina C

El trabajo realizado en el tratamiento de tumores ha sido espectacular durante los últimos 20 años. Convencionalmente (y a menudo todavía hasta el día de hoy), los tratamientos para los tumores implican ir tras las células de crecimiento rápido, esto es importante, ¿verdad? Por supuesto, pero el problema es que dejan atrás a las de crecimiento lento, las células madre cancerosas, lo que significa que el paciente puede encontrar alivio por un tiempo, pero una vez que esas células madre cancerosas se apoderan de nuevo, el cáncer regresa de inmediato. En los últimos veinte años, más investigaciones han surgido sobre esto. Para erradicar los tumores malignos, debemos ir tras las células madre cancerosas.

Según la investigación realizada en ratas de laboratorio, ¿una forma de hacer esto en los tumores? Dosis altas de vitamina C.

Cáncer Regular y Células Madre

¿Sabías que la vitamina C y el cáncer comenzaron a ser objetos de estudios que se remontan a 1976? Hubo un estudio que se basó en el original años más tarde, pero básicamente, encontraron que los pacientes con cáncer que fueron tratados con ascorbato (también conocido como vitamina C) no solo tenían una mejor calidad de vida, ¡sino que su tasa de supervivencia se multiplicó por cuatro! ¿Qué inhibió la vitamina C? ¡Lo adivinaste, las células madre cancerosas!

Lo que es controvertido en estudios anteriores es que algunos estudios se detuvieron porque algunos pacientes se decidieron por la quimioterapia a mitad de camino, o los estudios con vitamina C administrada por vía oral o intravenosa fueron muy diferentes. Sin embargo, una cosa es segura fue que cuando la vitamina C se administró por vía intravenosa, fue veinticinco veces más efectiva que la vitamina C oral.

En el mundo médico, se ha demostrado que la vitamina C puede ser muy beneficiosa cuando se tratan las células madre del cáncer con Vitamina C. Lo que les resulta difícil es determinar es si la vitamina C puede ser su propia monoterapia, lo que significa que es el único tratamiento contra el cáncer en el que confía el paciente. Muchos se sienten cómodos diciendo que la vitamina C en combinación con la quimioterapia es una ruta a considerar. Pero por sí sola, no todos están completamente convencidos. Sin embargo, los estudios han demostrado que la vitamina C puede ayudar a reducir la toxicidad de la quimioterapia, el dolor que se siente y, por supuesto, la calidad de vida del paciente.

Pensamientos finales

Todavía es necesario realizar más estudios en pacientes con cáncer y Vitamina C.

Para responder a la pregunta: ¿Puede la vitamina C por sí sola destruir las células madre del cáncer? Voy a tener que decir que no hasta que haya más estudios. En este momento, muchos de los estudios se realizan en ratas de laboratorio y, aunque es sorprendente lo que han descubierto, todavía no es un ensayo clínico en humanos y eso es lo que más necesitamos. Necesitamos estudios de casos más amplios con grupos de control. Tengo la esperanza de que la Vitamina C sea un tratamiento eficaz para el cáncer, sin embargo, más investigación sería un empujón extra de seguridad antes de creer que la Vitamina C por sí sola puede curar el cáncer.

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

2 Comments

  1. Angie el febrero 3, 2021 a las 6:29 am

    Hola Karen
    Eres un angel de Dios
    Gracias por tu página
    Justamente estoy por decidir qué tratamiento tomar
    Y honestamente me reúso a la quimio
    Este blog me confirma que hay otras maneras de ver las alternativas en pro de salud de una manera más natural

  2. Angie el febrero 3, 2021 a las 6:30 am

    Hug and blessings 🤗💓😇

Deja un comentario