LOS PELIGROS DE LOS EMFs

Cuando me diagnosticaron cáncer por primera vez, comencé a preguntarme por qué parece que el cáncer se ha extendido tanto. ¿Por qué es que, casi todas las personas mayores de- digamos- 40 años, han tenido cáncer o tienen un amigo cercano o un miembro de su familia que ha tenido cáncer? Simplemente, no recuerdo que éste sea el caso cuando era pequeña.

Si bien, no puedo responder a esta pregunta, me parece que el aumento de toxinas y cosas cuestionables en nuestro entorno durante los últimos 50 años debe tener algo que ver con eso. Estamos contaminando nuestra agua, rociando venenos en nuestros cultivos, liberando sustancias dañinas en el aire y usando toxinas para limpiar nuestros hogares.

En mi búsqueda por crear un ambiente más saludable para mí y mis seres queridos, descubrí otro posible riesgo para la salud que no había estado previamente, en mi radar: los campos electromagnéticos (CEM) y la energía electromagnética de la radiación de radiofrecuencia (RF). Esto es lo que aprendí:

¿Qué son los EMFs?

Los EMFs son campos electromagnéticos invisibles producidos por objetos cargados eléctricamente. Los campos electromagnéticos se componen de un campo eléctrico y un campo magnético que son perpendiculares entre sí, viajando juntos en una forma de onda invisible, que emiten radiación. Si bien, muchas cosas en el mundo natural, incluso tu cuerpo, producen campos electromagnéticos, la mayoría de estos tienen muy baja intensidad. Son los campos electromagnéticos producidos por los “avances” tecnológicos de hoy, que me preocupan.

¿Cuáles son algunas de las fuentes artificiales más comunes de CEM?

En el mundo de hoy, prácticamente todos estamos nadando en campos electromagnéticos de fuentes creadas por el hombre. Esto incluye:

  • Dispositivos inalámbricos como teléfonos celulares, teléfonos inalámbricos, tablets, medidores inteligentes (los nuevos medidores que las compañías de servicios públicos están instalando en todos los hogares, lo queramos o no), monitores para bebés, Bluetooth, auriculares y Wi-Fi en sí. Los teléfonos celulares y teléfonos inalámbricos usan radiación de RF para enviar señales. Los medidores inteligentes usan radiación pulsada.
  • Electrodomésticos y equipos tales como hornos de microondas, computadoras, enrutadores, líneas eléctricas, torres de teléfonos celulares, transmisores de TV y radio
  • Imágenes médicas como rayos X

¿Cuáles son los peligros potenciales de los CEM?

Muchos investigadores creen que los CEM, especialmente los “CEM de frecuencia de microondas”, pueden afectar el sistema nervioso y crear una variedad de síntomas negativos. Esto incluye dolores de cabeza, insomnio, depresión, ansiedad, fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, mareos, náuseas y más. Otros creen que los CEM también están relacionados con las arritmias cardíacas, el autismo y el Alzheimer. Por supuesto, hay otros, incluidas las compañías que fabrican los productos que emiten EMF, que creen que los CEM son inofensivos. Como muchas cosas que he estado aprendiendo en los últimos años, es un tema controversial.

¿Qué dice California sobre los posibles peligros de los CEM?

El gobierno de California continúa alentando la construcción de redes inalámbricas para respaldar las comunicaciones actuales. Mientras tanto, el Departamento de Salud Pública de California ha publicado directrices oficiales sobre “Cómo reducir la exposición a la energía de radiofrecuencia de los teléfonos celulares”.

Este documento dice …

  • Algunos experimentos de laboratorio y estudios de salud humana sugieren la posibilidad de que el uso prolongado de teléfonos celulares a largo plazo pueda estar relacionado con ciertos tipos de cáncer y otros efectos sobre la salud, incluido cáncer cerebral, recuento de espermatozoides más bajos, dolores de cabeza y efectos sobre el aprendizaje y la memoria, audición, comportamiento y sueño.
  • Cuando un teléfono celular envía señales a la antena, la energía de RF va desde la antena del teléfono en todas las direcciones, incluso en la cabeza y el cuerpo de la persona que usa el teléfono.
  • Los niños pueden estar en mayor riesgo de daño por exposición a energía de RF.

Las pautas definitivamente son dignas de leer, especialmente, las sugerencias sobre formas de reducir su exposición.

¿Qué dicen los CDC sobre los posibles peligros de los CEM?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Nos dicen que los teléfonos celulares y los teléfonos inalámbricos usan radiación de RF para enviar señales, y …

  • No saben con certeza si la radiación de RF de los teléfonos celulares puede causar problemas de salud años más tarde.
  • La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha clasificado la radiación de RF como un “posible carcinógeno humano”.

Hasta que toda la investigación demuestre que los RF y otros campos electromagnéticos definitivamente no son peligrosos, yo, por mi parte, tomaré medidas para limitar mi exposición y la exposición de mi familia.

¿Hay alguna forma de “neutralizar” los campos electromagnéticos que emiten mis dispositivos inalámbricos?

Aunque “neutralizar” puede no ser la palabra correcta para describir lo que hace este producto, mi familia y yo hemos estado usando algo llamado energydots en todos nuestros dispositivos. Estos son pequeños “puntos” autoadhesivos que se pueden pegar a cualquier superficie no porosa.

Según el fabricante, cada energyDOT ® es un imán de baja potencia que actúa como un dispositivo de almacenamiento y se activa con tecnología patentada. Actúan como un diapasón en cualquier CEM que está cerca del DOT, “reajustando” los campos electromagnéticos que emiten tus dispositivos a una armonía natural, que tu cuerpo reconoce que está en armonía con su estado natural de salud.

¡Me encanta la idea de tomar esos CEM potencialmente dañinos y “armonizarlos” con el estado natural de tu cuerpo!

¿Dónde puedo obtener mayor información sobre los EMFs?

Aunque todavía no he tenido la oportunidad de leer todos estos libros, encontré algunos títulos de aspecto muy prometedor en Amazon.com. Estos son:

 

 

Conclusión

He encontrado una forma muy conveniente de usar mi bio-DOT  todo el tiempo. Lo tengo sujetado a mi brasier y tengo mis EnergyDOTS en mi teléfono celular. Aunque no pueda ver lo que está haciendo, sé que está funcionando y me siento protegida de los peligros de los CEM. Mi esposo y mis hijos lo tienen en sus teléfonos y dispositivos en todo momento. ¿Qué hay de ti? ¿Cuáles son tus preocupaciones sobre los CEM y los FR? ¿Qué estás haciendo para protegerte de estos peligros potenciales? Como siempre, ¡tu aporte es bienvenido!

 

 

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario