Terapia Del Rebote

De todas las terapias que he hecho como parte de mi tratamiento contra el cáncer, Rebounding o Rebote es el más divertido. De hecho, es probablemente, la única terapia que he realizado donde mis hijos discuten sobre cuál de ellos tiene que ir después de mi turno.

¿Qué es rebotar?

Rebotar es simplemente, saltar arriba y abajo en un mini-trampolín llamado «rebotador». El Rebote es terapia y ejercicio de bajo impacto, todo en uno.

El rebotar, ¿cómo ayuda a desintoxicar el cuerpo?

Si bien rebotar tiene muchos beneficios, el que más me interesa es su impacto en el sistema linfático.

El sistema linfático es una parte crítica del sistema inmune. Transporta los glóbulos blancos (los «combatientes» que «atacan» a los invasores y las células infectadas) a través de tu cuerpo, donde trabajan arduamente para ayudar a mantenerte saludable. El sistema linfático también elimina las toxinas, las células muertas y los desechos, por lo que puede eliminarse a través de la mucosidad, el sudor, la orina y la bilis hepática. Es como el sistema de aguas residuales de tu cuerpo. Cuando el sistema linfático no fluye adecuadamente, ese sistema de alcantarillado se reserva y las toxinas comienzan a acumularse en tu cuerpo.

Sin embargo, a diferencia de tu sistema circulatorio, que tiene una bomba, es decir, tu corazón, para mantener la sangre en movimiento, el sistema linfático no tiene bomba. Se basa en las contracciones musculares para hacer que el líquido linfático circule a través de una serie de millones de válvulas de un solo sentido en tu cuerpo.

El Rebote es una manera excelente de estimular este flujo linfático, acelerando así el proceso de desintoxicación natural de tu cuerpo. Se trata de hacer que tu sistema linfático se mueva para sacar la «basura» de tu cuerpo.

¿Cuáles son los otros beneficios potenciales del rebote o rebounding?

Además de impulsar tu sistema inmunitario al estimular el flujo linfático, el rebote también tiene otros impactos positivos, que incluyen:

  • Fortalecer todo el sistema musculo- esquelético , incluidos los músculos, los huesos, el tejido conectivo y los órganos
  • Acelerar el metabolismo
  • Mejorar el equilibrio
  • Aumentar la circulación
  • Aumenta la aptitud cardiovascular

Además, muchas personas encuentran que el Rebote o Rebounding también mejora la digestión y la evacuación, reduce los niveles elevados de colesterol, desintoxica el hígado y mejora la presión arterial.

¿Cómo Rebotar?

Mientras que algunas personas recomiendan hacer 15 minutos de rebote en la mañana y luego otros 15 minutos al final del día, prefiero hacer 30 minutos de una vez, aproximadamente cuatro veces por semana. Durante estos 30 minutos comienzo a rebotar lentamente para calentar y subo la velocidad a una forma moderada; y luego la reduzco suavemente para enfriar. Tengo mi reboteador o mini- trampolín en mi habitación con vista a mi patio trasero, así que tengo algo lindo que mirar mientras me divierto saltando y escuchando declaraciones o música edificante. Muchas veces, si lo permite, reboto en mi patio trasero en un soleado día del sur de California. Y sí, pienso en esto como parte de mi rutina de ejercicios y no solo como una terapia contra el cáncer.

Hay cuatro formas básicas de cómo rebotar:

  • Sentada: si estás demasiado débil para pararte sobre el rebotador, puedes sentarte y rebotar suavemente desde esta posición.
  • Sin levantar los pies: para el movimiento básico, llamado «rebote de salud», te colocas de pie en el rebotador y rebotas suavemente sin flexionar las piernas. Ten en cuenta que, hasta que te acostumbres a rebotar, puedes darte cuenta que, mantener el equilibrio es más difícil de lo que podrías esperar.
  • Salto: su objetivo debe ser alcanzar lo que se denomina «rebote de fuerza», que es saltar hacia arriba y hacia abajo mientras estás de pie sobre el rebotador o mini- trampolín.
  • Convirtiéndose en una persona sofisticada: una vez que hayas dominado el rebote de fuerza, puedes probar el «rebote aeróbico», que significa hacer cualquier otro tipo de movimiento de salto. Después de calentarme, esto es lo que disfruto hacer. Bailo, salto, hago de cuenta que estoy boxeando y me divierto con eso.

 

Además, es importante tener en cuenta que no todos los rebotadores son iguales. Te recomiendo que busques uno que esté hecho con cuerdas elásticas en lugar de muelles, ya que este tipo de rebotador será mucho más suave para tus articulaciones.

¿Cómo te hace sentir Rebotar?

Rebotar me hace sentir más vibrante y con más energía, como si acabara de hacer un buen entrenamiento (¡y lo hice!). También me hace feliz saber que he hecho algo positivo y saludable para mi cuerpo, y que estoy ayudando a que mi sistema linfático funcione con más fuerza.

¿Qué hay de ti?

¿Cuál es tu experiencia con el Rebote o Rebounding? ¿Cuál es tu forma favorita de usar tu rebotador? ¿Tienes algún «consejo y truco» para usar un rebotador que te gustaría compartir? Por favor, deja tus comentarios a continuación y ¡Gracias por leer!

¡Compartir es demostrar interés!

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario