La conexión entre la tiroides y el intestino es, de hecho, poderosa. Una tiroides saludable promueve un metabolismo saludable y un microbioma saludable apoya la función tiroidea óptima. Por otro lado, una función tiroidea deteriorada hace que su metabolismo se acelere o disminuya, lo que provoca pérdida de peso, aumento de peso, inflamación, crecimiento excesivo de bacterias y malabsorción de nutrientes. Un microbioma desequilibrado causa daño a la pared intestinal, activando su sistema inmunológico y potencialmente desarrollando una enfermedad de la tiroides.

¿La Tiroides Afecta El Intestino?

La conexión entre la tiroides y el intestino es muy importante ya que la salud de uno afecta al otro. Nuestro cuerpo es un sistema complejo con un millón de partes que necesitan trabajar juntas para lograr el equilibrio y una salud óptima.

Cuando hay un desequilibrio o inflamación en una parte de su cuerpo, otros necesitan encontrar una manera de ajustarse y tomar el control para que funcionen todas las funciones del cuerpo. A veces, esto se puede hacer con el mínimo daño y esfuerzo, pero otras veces puede salirse de control y causar enfermedades, una variedad de disfunciones y enviar aún más inflamación a todo el cuerpo.

LA TIROIDES

Una glándula tiroides saludable produce hormonas tiroideas que ayudan a regular y controlar su metabolismo. Cuando su metabolismo funciona bien, convierte los alimentos que come en energía y absorbe todos los nutrientes necesarios mientras se deshace de las toxinas en su cuerpo. De esta manera, su cuerpo puede soportar la tensión, soportar los desafíos físicos y mentales, superar los entrenamientos y permitirle concentrarse en sus tareas diarias, sin molestias digestivas. 

Cuando la función de la tiroides se ve afectada, la producción de hormonas no funciona tan bien como debería y afecta a todo el cuerpo. Ya sea que su tiroides comience a producir hormonas en exceso o disminuya la producción, ninguno de los casos es bueno para su metabolismo y, con él, para su intestino.

HIPERTIROIDISMO Y EL INTESTINO

En el caso de que su glándula tiroides produzca demasiadas hormonas tiroideas, desarrolla una condición llamada hipertiroidismo. Dado que su tiroides es hiperactiva, hace que su metabolismo se acelere. Los síntomas del hipertiroidismo incluyen latidos cardíacos rápidos, pérdida de peso, ansiedad y aumento del apetito.

En la mayoría de los casos, el hipertiroidismo es causado por una enfermedad autoinmune llamada enfermedad de Graves que hace que su propio sistema inmunitario ataque a la glándula tiroides. También se acompaña de una baja producción de ácido en el estómago, pero con el metabolismo acelerado, se sabe que causa diarrea . 

EL HIPOTIROIDISMO Y EL INTESTINO

Por otro lado, el hipotiroidismo es una condición en la que la tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas o no las produce en absoluto. A cambio, tu metabolismo se ralentiza, hay una gran probabilidad de aumento de peso y te hace sentir fatigado y lento.

En la mayoría de los casos, es causada por otra enfermedad tiroidea autoinmune, la tiroiditis de Hashimoto, que también hace que su sistema inmunológico ataque la tiroides, dañándola hasta el punto de que, a veces, la única forma de curarla es extraerla quirúrgicamente y comenzar una terapia de reemplazo hormonal de por vida.

Una tiroides poco activa provoca niveles bajos de ácido estomacal , malabsorción de nutrientes, estreñimiento y SIBO (sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado). 

EL INTESTINO

Tu intestino es el nombre de tu sistema gastrointestinal y tu microbioma , una combinación de billones de microorganismos que incluyen bacterias, parásitos, virus y hongos. Cuando su intestino está en equilibrio, estos microorganismos trabajan juntos para que su intestino pueda realizar todas sus funciones corporales de manera óptima.

El intestino ayuda a estimular y respaldar su sistema inmunológico, sintetiza vitaminas y minerales B, absorbe todos los nutrientes y ayuda a descomponer las toxinas para que no causen inflamación ni causen estragos en el cuerpo.

Pero, cuando su intestino está inflamado y hay un desequilibrio entre las bacterias buenas y malas y otros microorganismos, eso crea el escenario perfecto para una plétora de enfermedades, infecciones y condiciones inflamatorias. Su sistema inmunológico se debilita y no puede realizar su función correctamente, lo que permite que los radicales libres causen daños en el cuerpo.

Cuando su barrera intestinal se daña debido a una inflamación, una infección o una enfermedad autoinmune como la enfermedad celíaca, eso permite que los antígenos pasen al torrente sanguíneo y activen el sistema inmunológico hasta el punto de atacar su propia glándula tiroides. Es por eso que mantener su intestino saludable asegura que su tiroides también se mantenga saludable. 

¿CÓMO APOYAR SU SALUD INTESTINAL?

La mejor manera de apoyar su intestino y mantenerlo saludable es a través de cambios en la dieta y el estilo de vida que reducirán la inflamación y la mantendrán a raya, mientras que al mismo tiempo lo nutrirán con los micro y macronutrientes que su cuerpo necesita para prosperar.

Algunos de los mejores alimentos que apoyan su salud intestinal incluyen:

  • Prebióticos: también conocidos como fibra dietética, este grupo de nutrientes actúa como alimento para su microbioma. Es posible que no sean digeribles para la absorción de nutrientes, pero su función es alimentar a las bacterias buenas y ayudar a mantenerlas vivas. Algunos de los mejores prebióticos naturales incluyen la alcachofa de Jerusalén, los aguacates, los plátanos, la quinua, la avena, las lentejas, las batatas y el chocolate negro.
  • Alimentos fermentados: este grupo de alimentos contiene bacterias buenas que, cuando ingresan a su microbioma, se suman a las bacterias saludables que ya tiene, para que pueda equilibrar las malas. Los alimentos fermentados más populares incluyen chucrut, kimchi, kombucha, miso, kéfir y natto.
  • Alimentos ricos en omega 3: estos incluyen pescados grasos como el salmón, las sardinas y las anchoas, así como las semillas de lino y las nueces.
  • Alimentos ricos en antioxidantes: los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres y su daño oxidativo e incluir más alimentos que los contienen en su dieta reduce la inflamación, mantiene bajo el colesterol, controla los niveles de azúcar en la sangre y lo ayuda a prevenir el desarrollo de muchas enfermedades.
  • Superalimentos: estos poderosos alimentos contienen todos los mejores compuestos vegetales en una pequeña cantidad, lo que lo ayuda a atacar toxinas, bacterias, virus y cualquier tipo de agente inflamatorio por todos lados. Algunos de los superalimentos más increíbles provienen de Perú y, en su forma más pura, pueden ayudar a mantener su salud. Mis superalimentos favoritos incluyen el cacao criollo, el jarabe de yacón, la maca, el camu camu, el jengibre, la lúcuma y las uchuvas.

Alimentos y bebidas a evitar:

  • Alimentos ultraprocesados
  • Aceites vegetales hidrogenados
  • Exceso de azúcar y edulcorantes artificiales.
  • Demasiada carne y productos animales
  • Cereales fortificados y otros carbohidratos procesados
  • Refrescos y gaseosas
  • Alcohol

RUTINAS DE ESTILO DE VIDA

Aparte de la comida, hay otras formas de apoyar la salud de su intestino y, con ello, de su tiroides:

  • Abstenerse de hábitos negativos como fumar y beber alcohol.
  • Presta atención a tus hábitos de sueño y mejora la calidad de tu sueño
  • Implemente actividades relajantes para ayudarlo a relajarse y reducir el estrés.
  • Realice controles anuales regulares y paneles de micronutrientes para asegurarse de abordar cualquier problema o deficiencia lo antes posible.
  • Bebe mucha agua y evita la deshidratación.
  • Infórmese sobre la importancia de alimentos y rutinas específicos que pueden ayudar a mantener su salud en lugar de causar daño.

PENSAMIENTOS FINALES

La conexión entre la tiroides y el intestino es, de hecho, poderosa. Una tiroides saludable promueve un metabolismo saludable y un microbioma saludable apoya la función tiroidea óptima. Por otro lado, una función tiroidea deteriorada hace que su metabolismo se acelere o disminuya, lo que provoca pérdida de peso, aumento de peso, inflamación, crecimiento excesivo de bacterias y malabsorción de nutrientes. Un microbioma desequilibrado causa daño a la pared intestinal, activando su sistema inmunológico y potencialmente desarrollando una enfermedad de la tiroides.

Siempre hay tantas cosas en juego cuando una parte de tu cuerpo no funciona correctamente, y cuando se trata de tu tiroides y tu intestino, están tan intrincadamente conectados que no puedes pensar en uno sin el otro. Preste atención a su dieta e implemente algunas rutinas relajantes y relajantes en su día. Esa es la mejor manera de apoyar su tiroides.

ebook-SPA

Mi Libro Digital

POR SOLO $7

Hola

Soy Karen!

He encontrado que mi caminar con cáncer es una experiencia positiva, profunda y transformadora. Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.

iamkaren