Anticípate Al Bien

La esperanza, una expectativa positiva de que algo bueno venga, se trata de entrenarte a ti mismo para anticipar lo bueno en lugar de preocuparte por lo malo.

Ser optimista significa superar las creencias, pensamientos y reacciones negativas que se han vuelto tan automáticas para nosotros. ¿Cómo podemos hacer esto? Es una cuestión de conciencia. Cuando surgen situaciones difíciles, tendemos a culpar directamente, enojarnos, preocuparnos y asumir lo peor. Cuando esto sucede, es el momento oportuno en que la conciencia necesita entrar en acción. Tomar conciencia de estos pensamientos y emociones negativas. Arráncalos, y sé muy intencional al reemplazarlos con pensamientos y emociones positivas que te permitan anticiparte a lo bueno y evita que lo malo invada tu cabeza por completo.

¡NO TE PIERDAS OTRA PUBLICACION!

Me siento inspirada en compartir con ustedes, mi viaje de sanación aquí; y confío en que encontrarás esperanza, aliento y propósito a medida que descubras el poder curativo que vive dentro de ti.
Regístrate para recibir notificaciones cuando publique un nuevo artículo.

Deja un comentario