Conociendo A Karen - Karen Berrios

Conociendo A Karen

Después de mucho pensar, tomé el camino menos recorrido, un sendero en el que creo firmemente, que el Señor está caminando a mi lado.

Empecé mi camino de sanación en el 2014, siendo una esposa de 41 años, madre de tres niños y empresaria. Sigo desempeñando estos roles, mientras recorro el camino en mi nuevo viaje con cáncer. 

Mi diagnóstico de cáncer me ha invitado a vivir otra vez, permitiéndome obtener un vasto conocimiento de mí mismo; aprender sobre mi ser interior, la salud, las relaciones, el estilo de vida y por supuesto, esta terrible enfermedad, como lo es el cáncer.

Decidí comenzar este blog para compartir mis experiencias contigo. Por supuesto, muchas personas como tú que estás leyendo, podrían preguntarse: ¿Por qué? ¿Por qué esta mujer abre su alma convirtiéndose en vulnerable para miles de extraños en Internet? ¡Sencillo! Una invitación increíble me fue dada, para embarcarme en un viaje de sanación, no solo para recuperar el orden físico, sino para curar mi mente y alma, para desarrollar y crecer en una nueva etapa de cambio.

Aunque no tengo todas las respuestas y no las tengo todas juntas, deseo compartir, encender y declarar las obras de esa luz curativa que habita en todos nosotros.

No, no puedo decir que estoy completamente "libre de cáncer". Pero las cosas definitivamente, se están dirigiendo en la dirección correcta. El tumor se ha reducido y el flujo sanguíneo ha disminuido. 

Desde la perspectiva médica convencional, puedo decir que mi sistema inmunológico es más fuerte y mi nivel de marcadores tumorales es menor. 

Sé en mi corazón que estoy en el camino correcto para descubrir, curar y vivir plenamente, agradecida por cada bendición que tengo, abrazando este viaje con alegría y esperanza; y amando intensamente todos los días de mi vida. No sé cómo va a terminar todo, pero sé que puedo elegir cómo quiero vivir hoy.

Es mi esperanza y oración que, al compartir mi viaje, ustedes y los demás puedan beneficiarse de lo que he aprendido y de lo que aún estoy aprendiendo. Si tú también buscas respuestas, quiero que sepas que no estás solo(a), que estoy aquí contigo. Pero lo más importante es que quiero que sepas que el poder de sanar está dentro de ti.

Con Esperanza Eterna,
Karen Berrios